top of page

AUTISMO: MITOS Y REALIDADES Parte 1



Hoy llamado trastorno del espectro autista (TEA), es un trastorno del desarrollo neuropsiquiátrico cuyas manifestaciones aparecen desde antes de los 2 años y persiste toda la vida. La etiología neurobiológica aún es desconocida y permanece en investigación. Algunos hallazgos sugieren que es un trastorno del desarrollo neuronal con afectación principal de la corteza bifrontotemporal, estructuras límbicas, cerebelo, tronco encefálico, hipocampo, áreas parietales y cuerpo calloso.


Así mismo, se ha observado alteración en la transmisión del neurotransmisor GABA. Sin embargo, a la fecha no existe un marcador biológico que ayude en el diagnóstico exacto del autismo.


Diferentes tipos de mitos e ideas acerca de los niños con TEA ha hecho necesaria la existencia de investigaciones de todo tipo para proveer una mejor calidad de vida a las personas que presentan TEA. A continuación, analizaremos algunos de los mitos más frecuentes al respecto.


1. Son niños superdotados.

Este mito es tal vez uno de los más controvertidos y es producto de estereotipos adquiridos, sin embargo, algunos niños con TEA pueden poseer habilidades extraordinarias al igual que algunos niños neurotípicos. En realidad, las estimaciones sugieren que uno de cada 10 individuos con autismo posee algún talento extraordinario. Es decir, que no es un factor presente en todos los individuos autistas.


2. Es una fase, se cura cuando crecen.

Erróneamente puede creerse que el trastorno autista es una fase del desarrollo cognitivo del niño y que conforme se desarrolle y sea capaz de pensar, sentir, razonar y relacionarse, la superará. Si bien es cierto que el desarrollo de un niño (a) depende de distintos factores (estimulación, calidad de desarrollo, biología, ambiente, entre otros), es decir no todos los niños (as) se desarrollan al mismo ritmo, sin embargo, si contamos con parámetros en las etapas de desarrollo que nos permiten entre otras cosas, observar e identificar alteraciones en el desarrollo como el TEA.


3. El autismo se cura con medicamentos.

El autismo es un síndrome clínico y no una enfermedad curable. Algunos niños (as) con TEA pueden requerir medicación, sin embargo, debe estar siempre acompañada con terapia psicológica y psiquiátrica para ofrecerles una mejor calidad de vida tanto al paciente con TEA como a su familia. Los tratamientos terapéuticos más conocidos aplicados al autismo son: terapia sensorio-motriz, entrenamiento de integración auditiva, terapia de lenguaje, terapia psicológica, terapia ocupacional, integración educativa, entre otras).


La próxima semana NO te pierdas la segunda parte de este artículo.



Psicóloga Guadalupe Anaya


Biografía

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Couldn’t Load Comments
It looks like there was a technical problem. Try reconnecting or refreshing the page.
bottom of page