Buscar
  • infoneurowell

Terapia Para Niños Con TDAH


Pese a que no existe una cura específica para el Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, el uso de la terapia para niños con TDAH ha resultado ser un tratamiento eficaz que permite mejorar el comportamiento, tener más autocontrol e incluso, trabajar con la impulsividad y autoestima del paciente.

En efecto, la intervención psicológica tiene múltiples beneficios relacionados con las conductas, habilidades sociales y sus formas de manejo. A continuación, te contamos en qué consiste la psicoeducación y cómo desde la familia se puede mejorar la falta de atención de forma asertiva.



 

¿En qué consiste la terapia conductual?


Para trabajar con el trastorno por déficit, la terapia conductual puede ser mucho más eficaz en niños pequeños. La capacitación de padres y adultos en el entorno familiar permite el aprendizaje de destrezas y estrategias que ayudarán a establecer un tratamiento eficiente para el niño con TDAH.

La terapia cognitivo conductual se centra, en gran medida, en personas y lugares que son de gran importancia en el entorno del niño. Consiste en un esfuerzo en conjunto para promover un buen comportamiento, sin importar la situación, y reducir los síntomas del TDAH.

Para aplicar las técnicas conductuales las sesiones de terapia deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • Planeación a largo plazo.

  • Seguimiento de actividades realizadas

  • Determinación para alcanzar resultados deseados.

  • Educación sobre el trastorno, sus alcances y manejo.

  • Trabajo en conjunto con médicos, terapeutas, adultos, padres, profesores y todas las personas que estén a cargo del cuidado del niño, tanto en el ambiente escolar como en casa.

  • Asesoramiento, tanto individual como grupal.



¿De qué forma los padres pueden ayudar a sus hijos?


Como padres, es muy importante aprender a establcer reglas y aplicarlas, sobre todo cuando se trata de un trastorno por déficit de atención. Sin embargo, también es fundamental que exista un acompañamiento, asesoría y atención médica donde se involucren tanto a familiares como al paciente.

La disciplina, a partir de una terapia para niños con TDAH, propiciará una mayor eficiacia que estimulará el buen comportamiento. Esta mejoría dependerá de la constancia y el refuerzo positivo en todas las actividades que se realicen.

Para los padres, este padecimiento puede ser muy difícil, tanto a nivel emocional como físico. Por ello, nuestro compromiso es rotundo. Nuestra meta es ayudarles a los hjos a aprender mejores maneras de controlar sus conductas, lo que a su vez mejorará su salud mental a largo plazo.

Este tipo de terapias facilitarán el tratamiento del niño en gran medida, dado que enseñarán técnicas de control de estrés y atención positiva dentro del hogar. Las sesiones de terapia facilitarán herramientas que permitan tener una respuesta más calmada ante cualquier situación.

Aquí te dejamos algunos consejos que puedes aplicar para trabajar con el desarrollo del niño a través de una terapia cognitivo conductual.


  1. Haz una rutina diaria que tu hijo pueda cumplir. Levantarse, comer, bañarse, realizar sus tareas, tanto escolares como del hogar, ir a terapia y acostarse a la misma hora. Esto ayudará a que el día a día sea más llevadero para toda la familia.

  2. Evita todos los factores que puedan estar provocando distracción. La música a volúmenes altos, los videojuegos, la televisión o los dispositivos pueden ocasionar una mayor excitación mental que puede traer otras consecuencias.

  3. Establece reglas en casa para los momentos familiares, como la comida o la recreación. Puedes fijar un espacio de aprendizaje donde puedas aplicar técnicas que ayuden a aumentar su concentración con las tareas escolares y las clases virtuales.

  4. Organiza las pertenencias de tu hijo, de tal forma que pueda reconocerlos más fácilmente y se vaya adaptando a la responsabilidad de encontrar, organizar y guardar sus cosas. Procura que sean lugares específicos y lógicos.

  5. Implementa el reforzamiento positivo, es primordial cuando se trata de trastornos de déficit de atención. No se trata de tener premios materiales siempre, puedes reforzar la relación afectiva. Un abrazo puede ser muy reconfortante para ellos. El uso de palabras que incentiven su autoestima será la clave.

  6. La terapia conductual se basa en metas pequeñas. El progreso no se medirá en rapidez, sino en un trabajo diario y constante que permita alcanzar los resultados. Involucra a los niños pequeños en el proceso, puedes establecer recordatorios e instrucciones breves para ayudarlos en el proceso.

  7. Enséñale a tus hijos a tomar sus propias decisiones y asumir las consecuencias. Ofréceles varias opciones que los ayuden a sentir su propia autonomía.

  8. Procura que la disciplina sea calmada y asertiva. Los castigos físicos ya no son una opción. Habla con ellos acerca de su comportamiento, con tranquilidad y explicando cuál fue el error. Aleja las distracciones que puedan evitar que se concentre en lo que ha sucedido.


¿Qué aprenden los padres?


La terapia conductual para niños con TDAH y padres, pueden favorecer los siguientes aspectos:

  • Fortalecer la relación mediante una comunicación asertiva. Escuchar atentamente y expresar emociones de forma sana y positiva.

  • Reforzar el comportamiento en familia, prestando atención a los sentimientos y emociones para incentivar un comportamiento positivo.

  • Proporcionar disciplina constante y ser más eficaz en las instrucciones.

Conclusiones


El enfoque de la terapia conductual ha demostrado ser una herramienta muy eficaz para reducir los comportamientos caóticos y otras consecuencias en los niños que padecen déficit de atención. A futuro, este tipo de atención médica favorece la orientación tanto en niños como en adultos.

Se trata de generar una consciencia personal que permita el correcto desarrollo de los niños pequeños. A través de la terapia conductual es posible aprender a resolver conflictos, a través de un esfuerzo en conjuto. La impulsividad y otros síntomas del TDAH pueden reducirse con la atención adecuada.

La meta final es permitir que tanto niños como adolescentes con TDAH tengan la oportunidad de planificar sus metas y objetivos. Así, pueden trabajar sobre su autorregulación emocional e implementar sus habilidades internas de forma más orgánica.

442 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

La depresión en niños es un trastorno cada vez más frecuente, el cual debe prevenirse, detectarse y tratarse a tiempo La depresión es una alteración constante del estado anímico que se traduce en sent