top of page

Trastorno del sueño en niños Parte 1.



Tratar y combatir los problemas de sueño en niños cuando estos están causados por malos hábitos de sueño, estrés, sobreexcitación o problemas de conducta no siempre es algo sencillo. Muchas veces el éxito del tratamiento para el insomnio infantil reside en que el propio niño aprenda a dormirse solo y en recuperar una buena higiene del sueño.


Nunca se debe administrar un tratamiento farmacológico sin consultar antes con un profesional, sobre todo en el caso de los niños. Las pastillas para dormir acarrean ciertos riesgos y muchas veces no actúan sobre la propia raíz del problema. Si queremos combatir los problemas de insomnio infantil causados por malos hábitos y superar la disfunción del sueño que sufre el pequeño, nuestras acciones deberán ir enfocadas en reeducar el cerebro y readecuar los hábitos del sueño del niño.


Consecuencias del insomnio infantil

¿Qué consecuencias tiene el insomnio infantil? Si el insomnio se da a una edad temprana, las consecuencias que tiene para la salud física y mental tienden a agravarse. Además, una persona que tiene insomnio cuando es joven, tiene más probabilidades de sufrirlo en la edad adulta.


Por otra parte, el niño se sentirá fatigado habitualmente y rendirá menos en la escuela, también estará muy irritable y tendrá constantes cambios de humor, lo que provocará que tenga más posibilidades de depresión cuando sea un adulto o un adolescente.

El insomnio prologando acarrea consecuencias tanto físicas como psicológicas para los pequeños por eso es importante abordarlo cuanto antes y consultar con un especialista para obtener la ayuda y herramientas adecuadas.


Desde un punto de vista académico hay varias maneras de clasificar el insomnio. En los niños, los tipos de insomnio más frecuentes son el insomnio conductual y el producido por higiene del sueño inadecuada.

 

Insomnio conductual

En este tipo de insomnio los niños no son capaces de conciliar el sueño si están solos. A veces el inicio del sueño está ligado a alguna actividad (mecerlos, leerles un cuento, etc) a un objeto particular o a la presencia de los padres, de tal manera que si faltan, el niño no es capaz de quedarse dormido.


Algunas veces el rechazo a irse a la cama es frontal, protestan, lloran, gritan, se salen de la cama, demandan atención repetidamente, pidiendo comida, bebida o que les lean un cuento.

 

Priscilla de León

 

Referencias

  • Haimov, I., Shatil, E. Cognitive training improves sleep quality and cognitive function among older adults with insomnia. PLoS One. 2013 Apr. 8(4).

  • Haimov, I., Hanukkah, E., Horowitz, Y. Chronic insomnia and cognitive functioning among older adults. Behavioral Sleep Medicine. 2008 Jan. 6(1):32-54.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page